domingo, 9 de mayo de 2010

MASAJE CARDIO-RESPIRATORIO



REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR : Adultos

El paro cardiorespiratorio es el cese brusco e inesperado de la función circulatoria y respiratoria eficaz. Es una situación generalmente inesperada capaz de sorprender, en un instante, a personas en aparente estado de salud. La falta de conocimiento, lo imprevisto del suceso y la lentitud en la implementación de las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica hacen que, muchas veces, se fracase en los intentos por recuperar la vida.

¿Qué es la Reanimación Cardiopulmonar?

Consiste en la combinación de respiración boca a boca y compresiones sobre el pecho (masaje cardíaco).

En el caso de encontrar una persona en estado de inconsciencia, verifique si respira; de no ser así, solicite ayuda de inmediato e inicie la respiración boca a boca.

Luego verifique el pulso; de no hallarlo, inicie el masaje cardíaco. ( 30 compresiones , 2 insuflaciones )


Respiración boca a boca :

Recueste a la persona afectada boca arriba. Retire cualquier tipo de obstrucción de su boca. Ubique luego la mano en la frente y apriete la nariz mientras le coloca 2 dedos debajo del mentón e inclina su cabeza hacia atrás.


Coloque su boca sobre la boca de la persona sellándola con firmeza. Sople en forma constante hasta que se levante el pecho, luego separe su boca. Inhale aire fresco y repita este paso administrando 10 exhalaciones por minuto.Continúe el paso anterior hasta que la persona respire sin ayuda o hasta que llegue ayuda profesional. Si no tiene pulso, empiece el masaje cardíaco.


Masaje Cardíaco

Acueste a la persona sobre una superficie firme. Para focalizar el área de aplicación de las compresiones, busque la costilla inferior con los dedos índice y mayor. Deslice los dedos hacia arriba hasta que el mediano encuentre el lugar donde la costilla se une al esternón: puede haber un pequeño hueco allí.

Su dedo índice debe estar apoyado sobre el esternón del enfermo. Deslice la parte trasera de su otra mano por el esternón hasta que llegue al punto en el que está apoyado su dedo índice. La parte trasera de su mano está ahora apoyada en el área exacta donde deben aplicarse las compresiones.

Mantenga la parte trasera de su mano (palma) en posición, ubique la otra arriba y luego entrecruce los dedos. Inclínese sobre la persona manteniendo los brazos derechos. Presione de manera de hundir el pecho 5 cm, luego suelte sin mover sus manos. Interrumpa y verifique si sospecha que el pulso y la respiración volvieron. Nunca abandone al paciente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada